29/4/18

El rincón de los libros: Cosas que los nietos deberían saber, de Mark Oliver Everett


Conducía por la negrísima noche de Virginia sobre la cinta de asfalto perfectamente plana que en otra época había ocupado la vía del tren. Cuando llegué al puente elevado que cruza la cañada, me puse a pensar en los detalles de la noche en la que acabaría despeñándome por él. 
Cosas que los nietos deberían saber es el primer libro (y único hasta la fecha) de Mark Oliver Everett, el líder de la banda de rock Eels. En el libro, el autor hace un ejercicio de sinceridad y habla abiertamente de su vida, de lo bueno y de lo malo (que hay mucho, todo hay que decirlo) con su estilo tan particular. Así que si estáis list@s... 

¡A por la reseña! 

La vida sigue

La verdad es que este libro me ha sorprendido. Con motivo del Mes del Libro en mi trabajo hicimos una especie de 'amigo invisible' de libros que amamos y que teníamos por casa, y a mi me tocó este (para saciar vuestras ansias de salseo os diré que yo regalé Esperando a Robert Capa, de Susana Fortes). Lo cierto es que había oído hablar mucho de este libro y tenía unas ganas locas de leerlo, así que imaginad la cara que se me quedó cuando lo abrí.

Más o menos así fue como me sentí en el momento en el que me dieron el libro
El caso es que lo empecé a leer con muchísimas ganas, y con las expectativas muy altas pero sin saber muy bien a qué me iba a enfrentar. ¡Y MADRE MÍA EL RESULTADO! Me he encontrado con una historia dura, muy dura, pero a la vez bonita a su manera. Me he encontrado con un chico que consiguió ganarse la vida haciendo lo que más le gusta, una historia que difiere mucho del misticismo y el egocentrismo que nos encontramos en las autobiografías (o biografías) de los cantantes tradicionales. 
Supongo que para entonces ya estaba bastante acostumbrado a que la gente se muriese. Pero no puedo decir que, sólo porque me estaba acostumbrando a la frecuencia con que se producían las muertes, estas fuesen más fáciles de sobrellevar.
La verdad es que estoy la mar de contenta de que este libro haya llegado a mi vida, porque resulta que cuenta algo verdaderamente profundo y bello, como si Mark Oliver hubiese cogido toda la sabiduría recogida después años y años de putadas interrumpidos por ocasionales golpes de buena suerte y los hubiese destilado y condensado en un librito de poco más de 200 páginas. Mientras lo leía sentí que cada palabra (literalmente) transmitía algo más. Sinceramente, no sé cuánto tiempo tardó el autor en escribir este libro, pero os diré que pocas veces me he encontrado con libros tan perfectos y tan sinceros al mismo tiempo. Y este es uno de ellos. 
Lo que me encanta de John Lennon (y de Elvis Presley, ya que estamos) es que era gente muy insegura, y eso para mí es lo que los hace artistas absolutamente humanos. (…) Eso es algo que los artistas de hoy no transmiten. Están ocupadísimos dándoselas de duros.
Más allá de la historia, de la que no os quiero contar mucho (aunque si sois fans de la banda es probable que os conozcáis muchas cosas) me ha encantado la manera en la que está contada. En la introducción pone que Everett es considerado como "el Kurt Vonnegut del rock" y la verdad es que la comparación es bastante acertada. El cantante analiza su vida desde una perspectiva mordaz, sencilla e inteligente, aunque con mucho menos humor negro del que usaba Vonnegut (pero se lo perdono, porque SPOILER. PASA EL RATÓN POR ENCIMA PARA SEGUIR LEYENDO no creo que bromear sobre la muerte de todos tus familiares tenga cabida en tu autobiografía. FIN DEL SPOILER. Vonnegut nunca lo haría). El estilo directo y tan coloquial de Everett te hace sentir como si estuvieseis él y tú en una cafetería tomándoos un café y de pronto te empezase a contar su vida. Y creo que, precisamente por eso, engancha tanto.
De momento sigo vivo, y he acabado por entender que alguno de los peores momentos de mi vida han desembocado en alguno de los mejores, así que no soy de los que devora con avidez el melodrama ajeno. Cada día es cada día, y punto.
No os quiero revelar mucho de la historia porque me gustaría que este libro os sorprendiese como la vida misma (la de Everett y la vuestra, claro), pero solamente os diré que es un libro que de verdad tiene de todo. Hay momentos maravillosos y otros horriblemente tristes, pero al final, cuando lo terminas, te da la sensación de que hay algo que se ha quedado contigo para siempre. Y esa sensación es apabullante a la par que bella. Es un libro corto pero intenso, que se lee en un suspirito y, aparte de revelaros una verdad preciosa, os hará descubrir a un grupo de música que a mi me ha encantado.
A nadie le gusta pensar que su persona acabará teniendo punto final, pero yo no podía ya dejar de verlo, y a partir del momento en que empiezas a tratarlo como la verdad cotidiana que es en realidad deja de dar tanto miedo.
Un detalle que me ha gustado mucho y que creo que me ha hecho darme cuenta de la sinceridad de las canciones de Mark Oliver y de cómo estas reflejan sus propias experiencias vitales es el hecho de que la novela incluya trozos de letras de los temas de Eels justo después de las escenas en las que están inspiradas. De esta forma, me he dado cuenta de que no son las 'típicas' canciones que hablan sobre amor y desamor y poquito más, sino que son canciones que tienen una base real y que te cuentan realmente una historia, algo que ha sucedido. Las canciones de Mark Everett son LITERALMENTE ciertas, y eso es algo bonito y triste a la vez (cuando lo leáis entenderéis por qué).
Al cantar las palabras siento físicamente el alivio, y entiendo perfectamente eso que se dice sobre que guardarle rencor a alguien te hace más daño a ti que a la persona con la que estás enfadado.
Aunque quien me lo regaló me recomendó que mientras leía el libro escuchase las canciones, la verdad es que no lo hice así. Al menos no exactamente. Me cuesta muchísimo escuchar música mientras leo (especialmente si es con letra), así que los he escuchado pero después de leer las partes, y ha sido toda una experiencia. El saber por qué exactamente se escribió esa canción y en qué situación se encontraba el artista ayuda muchísimo a que podamos empatizar con el cantante y sumergirnos por completo en la canción, sintiendo exactamente lo que él sentía cuando la compuso. 
…de repente, me doy cuenta de que nadie puede arrebatarte el alma si tú no te dejas.
Este libro, sin duda, nos enseña la mejor y la peor cara de la vida.

¿Vosotr@s? ¿Habéis leído el libro? ¿Qué os ha parecido? ¡No olvidéis dejarme un comentario! Un besazo enorme y...

¡Hasta la próxima aventura!

Compártelo:

2 comentarios:

  1. Hola, qué padre la actividad que hicieron en tu oficina =D Yo quisiera trabajar en un lugar así jeje. Y qué bueno lo que comentas del libro pues hay varios cantantes que han sacado sus libros y son toda una decepción, algunos sólo escriben la primer cosa que les vino a la mente y otros ni siquiera participan en la creación del libro y sólo ponen su nombre en el título.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hooola Ale! Qué bonito que te hayan dado el libro en el trabajo^^ En lo personal, soy fan de los intercambios así donde un "amigo invisible" te da algo. Me emocionaba cada vez que lo hacían en el colegio (que, muy a mi pesar, no lo hacían a menudo). Con solo las frases que compartes se nota que es un libro que transmite mucho, va más allá de contarte una historia y eso ya es suficiente para que quiera cogerlo. Y es que con tus reseñas cómo puedo decir que no. Es más, creo que a mi tío le podría interesar leerlo... Hum, ya estoy planeando cómo se lo voy a recomendar... xD
    Un besazo <3

    ResponderEliminar

¡Opina! ¡Es gratis! Pero por favor, evita hacer SPAM si no es en la página habilitada para ello, la de la iniciativa Seamos Seguidores. Veo todos y cada uno de los comentarios que ponéis y los devuelvo. Pero, cualquier tipo de SPAM que se haga fuera de la página de la iniciativa Seamos Seguidores será eliminado y no se le devolverá ni el follow ni el comentario.
Considero SPAM como cualquier comentario del estilo "ya te estoy siguiendo, te invito a pasarte por mi blog" o similares. Los links a vuestros blogs y firmar con los nombres de los mismos SÍ que está permitido, pero más allá de eso, todo acto de autopromoción lo consideraré SPAM.
Contribuyamos, entre todos, a hacer de éste un rincón maravilloso :)

¡Os quiero a tod@s!