12/8/17

El Rincón de los libros: Un Hombre Sin Patria, de Kurt Vonnegut

Cuando era niño, yo era el más pequeño de mi familia, y el más pequeño de la familia siempre anda contando chistes porque es el único medio que tiene de participar en una conversación adulta.
Un hombre sin patria es el último libro del escritor estadounidense Kurt Vonnegut, publicada tan solo un año antes de que su autor muriera a los 85 años en una caída doméstica. Vonnegut es considerado uno de los mayores exponentes de las letras estadounidenses actuales. He de confesar que, aunque antes de toparme con el libro el nombre de Vonnegut me era familiar, después de leerlo e investigar un poco, he quedado absolutamente fascinada por la vida de este hombre que combatió en la Segunda Guerra mundial, vivió en primera persona el bombardeo de Desdre (una experiencia de la que que habla en esta obra), fue capturado por los nazis, trabajó para la General Electric, estudió bioquímica y antropología, fue presidente honorario de la Asociación Humanista Estadounidense y, aún así, es capaz de escribir de una manera tan sencilla como desternillante y decir esto sobre el punto y coma: 
Aquí tienes una lección de escritura creativa: no uses el punto y coma. Es el hermafrodita travestido que no representa absolutamente nada. Sólo demuestra que has ido a la universidad.
Un hombre sin patria es una colección de pequeñas reflexiones escritas en forma de ensayo en las que el que el estadounidense habla sobre su propia vida, el mundo que le rodea, su país y la obsesión de los seres humanos por destruir nuestro propio planeta. Todo ello lo hace siempre en clave de humor y con la ironía por bandera. 
¿Por qué hay tantos divorcios hoy en día? Pues porque la mayoría de nosotros ya no tenemos clanes familiares. Antes, cuando un hombre y una mujer se casaban, la novia tenía mucha más gente con la que hablar de todo. El novio tenía muchos más amigotes a los que contar chistes idiotas. Algunos estadounidenses, muy pocos, todavía tienen clanes familiares. Los navajos. Los Kennedy. 

Contra la hipocresía, la ironía ácida

En el libro, Vonnegut habla de forma directa y sincera sobre la manera en la que él ve el mundo, defiende el socialismo y el ateísmo, carga duramente contra los combustibles fósiles, que considera "la droga del mundo moderno" y aboga por el humor negro, ese que hoy en día, entre tanto convencionalismo y corrección, parece que está prohibido. 
Allá va la noticia: voy a interponer contra la compañía tabacalera Brown & Williamson, fabricantes de los cigarrillos Pall Mall, una demanda de mil millones de dólares. Desde que tenía sólo doce años, no he fumado compulsivamente otra cosa que Pall Mall sin filtro. Y hace ya muchos años que, en el propio paquete, Brown & Williamson prometen matarme. Pues ya tengo ochenta y dos años. Muchas gracias, ratas de cloaca. Lo último que deseaba era estar vivo cuando las tres personas más poderosas de todo el planeta se llaman Bush, Dick y Colon.
Creo que las escasas 172 páginas que tiene el libro son capaces de resumir perfectamente la personalidad de Vonnegut y, si bien he de reconocer que no he leído ninguna de sus otras obras, veo difícil que el escritor haya podido concentrar mejor todos sus pensamientos en cualquier otro libro de lo que lo ha hecho en este. Todas las páginas destilan un pesimismo gracioso y casi hasta nihilista que, sin embargo, no le dejan a uno con la típica sensación de "todo es una mierda", sino más bien con el pensamiento de "bueno, sí, todo es una mierda, pero tal vez podamos hacer algo para mejorarlo como coger más el transporte público o empezar a mandar más cartas".
Otra de las cosas que me ha encantado de este libro, es lo bonito que está editado. Antes de cada capítulo hay unas declaraciones escritas a mano que, tal y como explica Vonnegut al final del libro, son reproducciones de las serigrafías que han salido fruto de la colaboración del escritor con el pintor Joe Petro III, algunas de ellas tan divertidas como éstas
Definitivamente diré que creo que Vonnegut bien merece la fama de mejor escritor estadounidense que tiene y que su manera de criticar absolutamente todo lo que le rodea, su defensa estoica del humanismo, su forma de entender la vida tan hilarante y su modo de explicar cosas complicadas con palabras sencillas y accesibles para todos (algo que solamente pueden hacer las personas inteligentes de verdad) me han cautivado completamente. Y, como más vale tarde que nunca, os confesaré que Kurt Vonnegut ha sido un maravilloso descubrimiento y que definitivamente queda agregado a mi Lista de Autores Cuya Obra Completa He de Leer. Y dicho esto, solamente me queda deciros que...

¡Hasta la próxima aventura!



Compártelo:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Opina! ¡Es gratis! Pero por favor, evita hacer SPAM si no es en la página habilitada para ello, la de la iniciativa Seamos Seguidores. Veo todos y cada uno de los comentarios que ponéis y los devuelvo. Pero, cualquier tipo de SPAM que se haga fuera de la página de la iniciativa Seamos Seguidores será eliminado y no se le devolverá ni el follow ni el comentario.
Considero SPAM como cualquier comentario del estilo "ya te estoy siguiendo, te invito a pasarte por mi blog" o similares. Los links a vuestros blogs y firmar con los nombres de los mismos SÍ que está permitido, pero más allá de eso, todo acto de autopromoción lo consideraré SPAM.
Contribuyamos, entre todos, a hacer de éste un rincón maravilloso :)

¡Os quiero a tod@s!