17/2/18

El rincón de los libros: Te quiero en mi vida ayer, hoy y siempre, de Sabina Rogado

—¿Quieres casarte conmigo?
El eco de aquella pregunta suspendida en el aire seguía sonando en multitud de ocasiones dentro de su mente.
Te quiero en mi vida ayer, hoy y siempre es la secuela de Te quiero en mi vida, también salida de la mano de la madrileña Sabina Rogado. En esta novela, Sabina nos cuenta qué ocurre después de que Alexia decida lanzarse a la piscina y tomar una decisión fuera de lo común (no digo más para no haceros más spoiler).

Celos, drama y egos heridos

Una de las cosas que he notado que mejora de este libro con respecto al anterior es que en esta novela la trama es mucho más consistente, a pesar de que es más corto. Mientras que en el primer libro a partir del momento en el que Alexia y Robert se conocen la trama empieza a ser cíclica.  MINISPOILER. PASA EL RATÓN POR ENCIMA PARA SEGUIR LEYENDO. y consiste básicamente en un se quieren-ocurre algo-Alexia se enfada con Robert y huye- Robert se enfada y la busca-se quieren de nuevo y otra vez comienza todo el ciclo FIN DEL MINISPOILER  Sin embargo, en esta ocasión, el patrón se vuelve mucho más amplio y da lugar a una novela mucho más abierta y en la que el lector es menos capaz de predecir lo que va a ocurrir. 
—La imagen que he dado siempre ha sido la equivocada [...]. Todos tienen la imagen de un hombre voraz y sin sentimientos en mí, y lo que no saben es que esa imagen es una absoluta pose, equivocándose ene la creencia de que solo me importan mis negocios. . He sido un insensato dejando que hasta mi hijo lo creyera... porque no hay nada más lejos de la realidad.
Te quiero en mi vida ayer, hoy y siempre es una novela mucho más madura, en la que se nota una mayor preparación desde un principio. No es una novela tan improvisada como se apreciaba en algunas ocasiones en la primera parte, sino que se ve que es una novela mucho más planeada, en la que las acciones influyen una sobre otra, y no como ocurría en la anterior que se basaban en episodios aislados. En este caso, nos encontramos ante una obra mucho más cohesionada y meditada, con personajes más redondos y, sobre todo, en los que podemos apreciar una evolución. Ésta es una de las cosas que más me han gustado, que podemos apreciar una visión mucho más íntima y sincera de los personajes y que, además, asistimos a cambios tanto en Robert como en Alexia y cómo ambos se retroalimentan el uno al otro.  

En el caso de Robert, vemos cómo pasa de ser el típico actor cretino (y machista) y pasa a ser un hombre mucho más tierno, menos centrado en el ámbito puramente sexual. Gracias a la influencia de Alexia, él deja de ser el típico niño-adulto para convertirse en un verdadero hombre sensible. (¿Habéis oído eso, hombres del mundo? Se puede ser hombre y ser sensible, atento y cariñoso. No, no está prohibido por el Código Penal. Sí, seguís siendo igual de atractivos a nuestros ojos. No, escuchar a las mujeres no os hace perder vuestra 'hombría'). Por otra parte, Alexia también cambia y se vuelve mucho más madura e independiente de Robert. Aunque al principio es la chica insegura e inmadura que conocimos en el primer libro, con el paso de las páginas vamos observando cómo Alexia se hace mucho más independiente, deja de adoptar ese aire de heroína dolida y empieza a coger las riendas de su propia vida, sin necesidad de pedir perdón o permiso por cada paso que da.
—Si todo va bien y me cogen en la entrevista volveré a la normalidad rápidamente.
—No tienes por qué ir a ninguna entrevista, ya lo sabes.
—No empecemos ¿eh? No voy a volver y ya está. No hay vuelta atrás y tendrás que respetar mi decisión. 
A pesar de la evolución de los personajes y de la notable mejora en la trama de la historia, hay conflictos que se han resuelto de una manera demasiado sencilla y muy rápidamente y que creo que podrían haber dado mucho más juego en la historia. Pese a todo, sí que es cierto que la acción se mantiene constante a lo largo de toda la novela, y que hay puntos en los que ésta se vuelve verdaderamente interesante (nivel no poder parar de leer).

En cuanto a las escenas de sexo, a diferencia de la precuela, Te quiero en mi vida ayer, hoy y siempre cuenta con muchas menos escenas de sexo y, sobre todo, éstas no son tan explícitas como la anterior. Y es que, si en la otra la relación sexual tenía un papel mucho más predominante en detrimento de la relación romántica, en esta ocasión es justamente al revés, cosa que se ve sustentada por una evolución entre la relación de los propios personajes. Así, el cambio en las relaciones sexuales entre ambos es fruto de la propia evolución natural de la pareja, por lo que no se ve como algo forzado, sino todo lo contrario. 
—Ni se te ocurra tocarla, estás avisado — Y si la complicada situación parecía ya de por sí insalvable, lo que dijo a continuación lo terminó de arreglar, escuchándose en un tono de macho alfa —. ¡Ella es mía!
[...]
—Yo no soy tuya, Robert.
Aunque en esta obra podemos encontrar más madurez a nivel creativo y de estructura que en la anterior, sí que es cierto que persisten algunos vicios de escritura (el abundante uso de gerundios, que hace que la prosa resulte extraña a veces, como ya os conté en la reseña de Te quiero en mi vida), aunque sí que se nota que la autora usa menos exclamaciones, por lo que ya no tiene ese aire sobredramático y telenovelesco que se notaba en la anterior. 

Ella ya no era la mujer que se dejaba llevar... no, nada de eso.

Te quiero en mi vida ayer, hoy y siempre es una novela bastante ligera y adictiva, que me resultó muy entretenida y fácil de leer (de nuevo me la leí en los ratos muertos del trabajo y en el transporte público) y en la que, sin duda, se aprecia una cierta madurez narrativa con respecto a la anterior. Nos encontramos con que el aspecto feminista y, sobre todo, la lucha de la mujer por tratar de alcanzar su espacio y su lugar en la relación es mucho más potente que en la novela anterior. Alexia ya no es una niña que se deja arrastrar por los deseos y los caprichos de Robert, sino que es toda una mujer que sabe qué es lo que necesita y está dispuesta a pelear por ello.

¿Y vosotr@s? ¿Habéis leído la novela? ¿Qué os ha parecido? Un besote enorme y...

¡Hasta la próxima aventura!
Compártelo:

6 comentarios:

  1. Hola Ale! No creo que lea estas novelas pero me alegra que le encontraras puntos mejores que su precuela. No me termina de cerrar lo de que el hombre mejore con una relación amorosa, y eso no tomo con pinzas porque es un mensaje que hay que tener cuidado al darlo. Pero no conozco el contexto...
    Muy buena reseña como siempre! Besos desde El Refugio del Dragón de Tierra

    ResponderEliminar
  2. Hola, qué bueno que mejoró la historia y sientes una lectura más madura. Sin embargo no logró atraparme y tampoco conozco el libro anterior así que paso de largo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No he leído ni ésta ni su predecesora, pero veo que ésta me gustaría más por lo que dices de la madurez de sus personajes, aunque es una pena que haya menos escenas sexuales XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Tengo estos libros en mi kindle a ver si les hago un hueco pronto.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Te comenté que me apunté este libro para lectura de este año, aunque no sea muy fan de este tipo de historias. Veo que te ha gustado esta parte también (y encima mejora), así que lo tendré en cuenta :). Y uff menos mal que no hay tantas escenas eróticas xD.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    No había oído hablar de estos libros ni de la autora, y tampoco creo que sean para mí. Aunque se note la evolución de la autora tanto es su forma de escribir como en sus personajes y en el planteamiento de la novela, parece que todavía tiene muchas cosas por pulir. Oye, que ese no es el motivo por el que no me apetece leerla, jaja. Es estupendo que vaya mejorando poco a poco ^^
    No, el motivo simplemente es la trama. Me cuesta horrores coger una novela de este tipo y mira que me encanta el romance. ¿Te había dicho ya que me he vuelto muy selectiva con el género? Lo siento si me repito como el ajo xD
    Al menos, me alegro de que haya servido para esos ratillos libres que comentas :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¡Opina! ¡Es gratis! Pero por favor, evita hacer SPAM si no es en la página habilitada para ello, la de la iniciativa Seamos Seguidores. Veo todos y cada uno de los comentarios que ponéis y los devuelvo. Pero, cualquier tipo de SPAM que se haga fuera de la página de la iniciativa Seamos Seguidores será eliminado y no se le devolverá ni el follow ni el comentario.
Considero SPAM como cualquier comentario del estilo "ya te estoy siguiendo, te invito a pasarte por mi blog" o similares. Los links a vuestros blogs y firmar con los nombres de los mismos SÍ que está permitido, pero más allá de eso, todo acto de autopromoción lo consideraré SPAM.
Contribuyamos, entre todos, a hacer de éste un rincón maravilloso :)

¡Os quiero a tod@s!