7/9/17

En defensa de las mujeres fuertes en la literatura

Imagen de: Pixabay

Hace un tiempo, leí un artículo en el diario El País en el que la autora afirmaba orgullosamente que solo leía libros escritos por mujeres. Este artículo me hizo pensar. ¿Es el acto de leer literatura solamente escrita por mujeres un acto feminista? Tal y como la autora dice en su artículo, me levanté a mirar mi estantería y vi, para mi sorpresa, que, no solamente había bastantes libros escritos por mujeres pero, sobre todo, había una ingente cantidad de libros protagonizados ellas. Sinceramente, creo que el hecho de leer solamente libros escritos por mujeres es una tontería como la copa de un pino. Se puede pensar que se 'fomenta' este tipo de literatura. Pero entonces, en primer lugar, tendríamos que afirmar que, en primer lugar, es un tipo de literatura 'especial', cosa con la que no puedo estar más en desacuerdo.
Seamos sinceros: cuando estamos leyendo un libro nadie está pensando en quién lo ha escrito, sino que nos imaginamos a los personajes. Son las protagonistas las que hablan, las que gritan, las que se defienden, las que lloran y las que ríen. Es con ellas con las que vivimos la historia, no con la autora. La autora puede poner más o menos de ella misma en la obra, pero, por muy dentro que esté en la historia, nunca vamos a experimentar la magia del libro de su mano. Nadie le dice a un amigo "me encantó la parte en la que Laura Gallego, a través del personaje de Victoria, enseña al lector cómo combatir contra Ashran", sino que dice "buah, me encantó la pelea entre Victoria y Ashran". No es la autora, sino la protagonista, quien nos hace vibrar. 
Decir "ahora solamente leo libros escritos por mujeres" es lo mismo que decir "ahora solamente leo libros escritos por autores noruegos" o "ahora solamente leo libros escritos por autores latinoamericanos" o incluso "ahora solo leo literatura japonesa clásica". ¿Si alguien nos dijera que "ahora solamente lee libros escritos por autores del s.XIX" pensaríamos que es un acto de reivindicar el romanticismo? ¿O simplemente pensaríamos que las características de ese tipo específico de literatura le gustan? Yo más bien me inclinaría a lo segundo. Por eso, no creo que leer únicamente libros escritos por mujeres sea un acto feminista, sino que se trata de un experimento o un mero reto personal para ampliar horizontes, para conocer más autoras o porque es algo que te da la real gana de hacer. Pero levantar el estandarte del feminismo en esta situación es una soberana estupidez.
Una de las cosas que dice la autora de este artículo es que las mujeres escriben más sobre mujeres. Según ella "nos hemos acostumbrado a que los protagonistas de casi todo sean hombres". Bien, no creo que eso sea verdad. La Celestina está protagonizada por una mujer y escrita por un hombre, al igual que muchas otras novelas clásicas como Lady Macbeth, La casa de Bernarda AlbaMadame Bovary, Anna Karenuna o La Tía Tula. En La Ilíada y La Odisea, los personajes femeninos tienen un peso fundamental en la trama, al igual que en muchas otras obras como Los Miserables o La Divina Comedia. Pongo todos estos ejemplos de literatura más o menos clásica porque es donde siempre han prevalecido y han alcanzado mayor fama los nombres de los hombres frente a los de las mujeres.
A menudo, también he oído decir que lo que ocurre es que los hombres retratan un ideal falso de mujeres en sus libros. Con esto tampoco estoy nada de acuerdo. También hay mujeres que hacen de hombres sus protagonistas. ¿Y creamos las mujeres unos ideales opresivos para el hombre en nuestros libros? No se vosotros, pero yo creo que no.
Por eso, no creo que la importancia de todo radique en si un libro está escrito por un hombre o por una mujer, sino en si las mujeres son importantes en la obra. Dejémonos de una vez por todas de fijarnos en quién escribe y empecemos a fijarnos en quién demonios lo protagoniza. Preocupémonos de que, en los libros que leemos, las mujeres peleen codo con codo con los hombres. Leamos libros en los que las mujeres son fuertes y saben lo que quieren (pero que lo sean de verdad, que no sean de esas protagonistas que, a la hora de la verdad, se derriten por los huesos de un hombre fuerte que les saca las castañas del fuego). Busquemos mujeres que empuñan una espada para el bien y para el mal. Mujeres que salvan a hombres malheridos de una villana más mala que Dolores Umbridge. Porque, de nada sirve que una solamente lea literatura escrita por mujeres si luego los personajes femeninos que se presentan cumplen punto por punto los estereotipos femeninos. ¿Para qué demonios quiero a Candace Bushnell si sus protagonistas femeninas alivian las penas del corazón comprando zapatos? ¿O a Helen Fielding, cuya protagonista está obsesionada con encontrar el amor? No es William Moulton Marston quien se quedará en la mente de las jóvenes que lean Wonder Woman, sino que es la princesa Diana la que enseñará a las mujeres que pueden combatir contra el mal igual que un hombre.
Así que, desde aquí, animo a todas las mujeres a que sean valientes y decididas, a que lean historias escritas por grandes hombres y grandes mujeres de la literatura. A que se dejen llevar de la mano de sus protagonistas y, sobre todo, a que lean libros cuyas protagonistas le echan valor a la vida. Porque son esas mujeres fuertes las que realmente lograrán abrirse paso en sus corazones, independientemente de quién estuviera detrás de esa historia.
Compártelo:

24 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Me acabo de enamorar de este artículo. Hay veces que el feminismo se lleva a tales extremos, como el de esta autora, que termina por no reivindicar lo que se tiene que reivindicar. ¿Qué sentido tiene leer libros de sólo autoras femeninas, si la mayoría de libros juveniles lo protagonizan chicas planas? Es decir, que siempre buscan lo mismo. Amor. Si no encuentras a tu chico ideal, no sirves para nada. Y claro, si lo encuentras tiene que ser un tío mazo de fuerte, buenorro y de todos esos estereotipos. ¿Es que una chica normal no puede enamorarse de un chico gordo, por ejemplo?

    Repitiendo: Me ha encantado este artículo. ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente de acuerdo! Como dice Caitlin Moran, uno de mis referentes en el feminismo, a veces tendemos a confundir feminismo con cualquier cosa que esté hecha por una mujer. No es así. Las mujeres pueden hacer literatura tan buena (y tan mala) como cualquier hombre. Al fin y al cabo, todos somos personas iguales.

      ¡Me alegro de que te haya gustado!

      ¡Mil besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Excelente entrada! Realmente me ha encantado tu opinión y la comparto totalmente contigo!!! Es muy agradable ver como la gente se da cuenta de que el feminismo no es dejar de leer libros escritos por hombres, no dejar de tener novios y esas cosas ¡Muchas gracias por la entrada!¡Un beso y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Yo, antes de ver si una novela está escrita por un hombre o una mujer, me fijo en sus personajes. Es hora de que las mujeres en la literatura reivindiquen su papel a través de sus historias, no simplemente de su sexo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Yo cuando leo un libro casi nunca me fijo en el género del autor. Me da igual que sea hombre o mujer (es más, algunos autores escriben bajo seudonimo y ocultan su género), lo que realmente importa es la historia, lo que te está contando, porque, como bien dices, a quien seguimos y conocemos es a los personajes.

    Un dato curioso que leí hace tiempo sobre esto es que las mujeres siempre escriben historias protagonizadas por mujeres porque a la hora de publicar las editoriales lo exigen así. Porque supuestamente una mujer es incapaz de escribir una historia bajo el punto de vista de un hombre (al contrario sí ocurre, un hombre si puede escribir una historia donde la protagonista sea una mujer, los hobres si entienden cómo piensa y actua una mujer). Yo por supuesto no estoy de acuerdo. J.K. Rowling demostró que se equivocan, que una mujer puede perfectamente ponerse en la piel de un hombre (un niño en este caso). Aun así tuvo problemas para publicar su libro y le obligaron a ocultar su nombre para que no se supiera que es una mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía! ¡No tenía ni idea de eso! ¿Pero en qué siglo vivimos? Ser mujer no implica nada más que lo meramente biológico, y pensar "como un hombre" no está determinado por la biología. Las mujeres podemos ponernos en la piel de cualquiera, no solamente en la de mujeres. No sabía nada de lo de J.K Rowling, pero me parece una barbaridad. ¡Me alegra de que no se mantuviese demasiado tiempo en la sombra porque es una gran escritora que, precisamente, ha demostrado que tiene la capacidad de crear personajes entrañables sea cual sea su género!

      Eliminar
  4. Por cierto, te acabo de nominar al Under 200 Tag
    Aquí te dejo el enlace con las reglas y las preguntas que debes responder.
    Under 200 Tag

    ResponderEliminar
  5. ¡Ahora mismo me pongo a hacerlo!

    ¡Mil gracias!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Es un debate interesante. El tema de leer solo con un criterio establecido en mi campo lo llamamos "discriminación positiva" que consiste precisamente en eso, en darle prioridad en este caso a autoras (en lugar de autores) para impulsar de alguna manera la literatura escrita por mujeres.

    Este tipo de metodologías han sido muy criticados debido a que sigue siendo discriminación y ésto ya bajo mi punto de vista, no impulsa la igualdad que es el fin último del feminismo, no se trata de la supremacía de la mujer frente al hombre, como muchos creen sino de garantizar igualdad de derechos.

    En mi caso, yo me centro en la obra en sí, no me suelo fijar en los autores, ni su procedencia ni su sexo y la verdad es que en esto soy un poco rara: no me interesan las entrevistas donde se les preguntan siempre las mismas cosas a los autores, a mí lo que me gusta es su trabajo, me da igual si tienen 3 hijos, si han estado en la cárcel o si se cortan el pelo. ¿Soy rara? puede ser.

    Creo que deberíamos leer. Y punto. Y dejar de mirar si el libro es de tal persona o de tal género. Este mundo necesita gente formada, inteligente y creativa y una buena manera de conseguirlo es a través de la lectura. Cuando seamos un mundo muy lector ya nos centraremos en qué lee la gente o sus razones, pero por el momento con erradicar el analfabetismo me daría por satisfecha. Mil gracias por este debate. Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! No podía estar más de acuerdo contigo. Yo me fijo en la vida de los autores en la medida en la que ésta afecta a su obra (si un autor ha pasado una experiencia traumática que le ha servido para escribir un libro) o si su personalidad está ligada a su obra. Las entrevistas simplonas que simplemente quieren vender me ponen negra ¡Así que no eres rara en absoluto!.
      Creo, como tú, que deberíamos leer y punto, sin necesidad de andar mirando si quién escribe es hombre o mujer, blanco o negro, judío o cristiano y mil criterios más. Toda obra, con tal de que sea buena, es bienvenida. Estoy contigo en que la discriminación, aun siendo positiva, sigue siendo discriminación, y cosas como ésta hacen más mal que bien porque dan una idea desvirtuada del feminismo.
      Como tu dices, necesitamos gente que lea y que piense de manera crítica. Gente que tenga empatía y que sepa comprender a los demás sin importar su procedencia.

      ¡Mil gracias por contribuir al debate!

      ¡Muchos besos!

      Eliminar
  7. ¡Hola! Estoy totalmente de acuerdo contigo, osea ole por escribir este artículo. Creo que el feminismo se está yendo de las manos, en general. Se está convirtiendo en algo que no debería pero bueno, volviendo a los libros, tienes razón creo que los lectores nos fijamos en los personajes y en lo que estos hacen. A mi me da igual leer un libro escrito por un hombre que por una mujer, mientras este sea bueno y tenga una gran historia...

    ¡Besitos!

    XX ASH XX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Yo no llevo un contador de la cantidad de libros que leo escritos por mujeres o por hombres, sino que, simplemente, me gusta leer y punto. Solamente quiero tener libros que me gusten con mujeres o incluso niñas (Hermione, Matilda, Alicia) que me inspiren.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. No sé quién sería la autora del reportaje pero me parece una tontería aparte de que si miro mi estantería no me identifico con lo que dice esa mujer, por lo que una, o no lee mucho, o es ella la que sólo lee libros de mujeres sobre mujeres, o es que no se ha molestado ni en documentarse. Claro que también puede ser que sea yo la excepción que confirma la regla jajaja y si sea así. Pero vamos, que a la autora se la ve una feminista de narices.
    B7s
    Ali - Entrelibrosycoletas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras escribía este artículo miré mi estantería, y la verdad es que había de todo: muchas mujeres y muchos hombres. También he leído mucho de biblioteca, entonces no puedo establecer un baremo exacto. Pero me chocó precisamente porque a mi quién escriba, me da un poco igual. Valoro mucho si es una mujer, claro que si, pero no desprecio a un autor por no serlo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. ¡Hola! Personalmente creo que se deben considerar los datos históricos, y es completamente cierto que las mujeres hasta el siglo XX (y aún después, solo hay que fijarse también en los premios literarios como el nobel con 99 escritores premiados y solo 14 escritoras) tenían vedado el campo de la literatura y constituían como mucho un 5% de la literatura total, por lo tanto leer autoras es un acto reivindicativo contra esa tradición que nos ha excluido de los campos literarios.
    Ahora bien, obviamente leer solo a mujeres es una soberana tontería, lo que hay que conseguir es que se lean por igual y que no se escojan los libros por el género del autor (que por algo le hicieron a Rowling, en plena actualidad, firmar con sus iniciales, J. K., porque los editores pensaban que los chicos no iban a leer los libros de una mujer). Afortunadamente ahora mismo es muy sencillo encontrar el mismo número de libros escritos por hombres y por mujeres cuando entras a una librería y parece que la nueva generación de lectores no comparten esos prejuicios.
    ¡Gracias por una entrada tan interesante y muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que a lo largo de la historia las mujeres han tenido vedado el campo de la literatura! (y el de la educación en general), y por eso creo que grandes mujeres como Jane Austen o Virginia Woolf (que es mi escritora favorita, por cierto) hicieron un gran trabajo al demostrar que podían ser iguales o incluso mejores que sus compañeros.
      Ahora bien, como apuntas, de lo que se trata es de derribar la barrera de 'cuántos libros leo de tal o cual autor o autora', básicamente porque no es solamente la literatura escrita por mujeres la que está infravalorada, sino que también hay muchos escritores y escritoras (literatura japonesa o africana, por ejemplo) que están muy infravalorados en nuestra sociedad. Así que, sí creo que se debería luchar porque las nuevas generaciones no compartan esos prejuicios.

      ¡Un besazo y mil gracias!

      Eliminar
  10. ¡Hola! Yo sinceramente no me fijo en el género del autor y hay veces en las que ni quiera por el nombre puedo sacarlo porque hay nombres que no había escuchado en mi vida y la verdad es que muchas veces me sorprendo al saber que detrás de dicho nombre hay una mujer o un hombre. Quizás esa mujer quiera leer libros de mujeres únicamente por el hecho de que muchas han sido silenciadas e infravaloradas cuando sus novelas se publicaron y quieran darlas a conocer.
    Por otra parte no sé muy bien qué pensar en cuanto a cómo calificar el acto porque no he leído el artículo del que hablas.

    Gracias por tu opinión, ¡un saludo!😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo hay veces que cojo un libro sin tan siquiera saber quién lo ha escrito, y me doy cuenta pasados unos capítulos (me pasó eso con Caraval jajaj)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Muy buena entrada. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Muy de acuerdo jeje
    Es increíble el poder de las mujeres y tenemos que aprender mucho de ellas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¡Me alegro de que te haya gustado!
      ¡Un beso!

      Eliminar
  12. ¡Hola! Pues yo creo que en cuanto a la prosa no hay mucho que decir sobre el autor, tal como aclaras. Es con los personajes con los que mas nos enfocamos, pero también se puede entrever lo que el autor quiere decir. Madame Bovary, por ejemplo, es la gran crítica de Flaubert hacia la sociedad de su momento y eso sí lo podemos ver y es de un hombre... y es sumamente interesante. Pero creo que el problema llega en el momento de la poesía. En ese tipo de escritura que hay una completa esencia del autor, de una manera u otra. Esto lo digo, por supuesto, desde mi punto de vista. ¡Nos leemos!

    Jazmin - Navegando entre Letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Wow! ¡Es verdad! Lo cierto es que en este artículo, me he centrado más en la novela, y he dejado un poco de lado la poesía (de manera totalmente inconsciente, todo hay que decirlo). También creo que la poesía se tendría que medir de una manera diferente, porque el/la autor/a lo pone todo de sí mismo sobre el papel, por lo que su poesía es, a la vez, un trocito de sí mismo/a. En ese sentido, sí que es verdad que, en ese género, es difícil ponerse en la piel del otro.

      ¡Muchas gracias por tu interesantísimo comentario!
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  13. Grosísisma nota!!! Te admiro banda! Me ha encantado cómo has rebateado todo este tema, la última vez que me crucé con una que me dijo eso no tuve muchos argumentos y ella se iba cerrando cada vez mas. Supongo que es un largo proceso...
    Lo mismo pasa con lxs que dicen que quieren leer libros que no sean estado unidenses pero terminan leyendo libros de otra nacionalidad que los situan alla o en GB. Seguro que si empezamos a buscarle la vuelta encontramos más de todos esos ejemplos que vos diste!
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Natalia!!

      Ya tienes argumentos para tu próximo debate ;)

      ¡un besito!

      Eliminar

¡Opina! ¡Es gratis! Pero por favor, evita hacer SPAM si no es en la página habilitada para ello, la de la iniciativa Seamos Seguidores. Veo todos y cada uno de los comentarios que ponéis y los devuelvo. Pero, cualquier tipo de SPAM que se haga fuera de la página de la iniciativa Seamos Seguidores será eliminado y no se le devolverá ni el follow ni el comentario.
Considero SPAM como cualquier comentario del estilo "ya te estoy siguiendo, te invito a pasarte por mi blog" o similares. Los links a vuestros blogs y firmar con los nombres de los mismos SÍ que está permitido, pero más allá de eso, todo acto de autopromoción lo consideraré SPAM.
Contribuyamos, entre todos, a hacer de éste un rincón maravilloso :)

¡Os quiero a tod@s!