22/7/17

El Rincón de los libros: Trabajo, piso, pareja, de Zahara


El mensaje es claramente una declaración de intenciones y otra cosa no, pero intención tengo de sobra.
Quedamos en una cafetería del centro y la música está tan alta que para entender lo que me dice tengo que acercar mi boca a su oreja. Sus palabras estallan contra mi cerebro y ríos de hormonas piden como lava cayendo por nuestra piel que se acabe el teatrillo y nos vayamos directamente a mi casa. 
Trabajo, piso, pareja es la primera novela de la cantautora Zahara y es toda una oda al mundo en el que vivimos. Aunque la jienense sea considerada actualmente una de las mayores exponentes del indie español, se ve que, a parte de cantar, también tiene alma de literata. A esta novela le precedió el libro de microrrelatos Semaforismos y Garabatonías, que escribió en colaboración con la artista Rebeca Khamlichi. Con Trabajo, piso, pareja, Zahara ha dado el gran salto al fascinante mundo de la novela. Y el resultado está muy pero que muy bien.
La novela cuenta la historia de Marco, un guionista introvertido y asocial cuyo gran sueño es convertirse en escritor; y la de Clarisa, una joven alegre y dicharachera, amante del vino y que trabaja para el canal de Youtube de su madre. El libro no es ni más ni menos que un reflejo del mundo actual en el que querer resulta cada vez más y más complicado.
El amor se ha convertido en un artículo de lujo últimamente. El amor es un puto bolso de Chanel

La voz de los 'millenials'

En este libro, Zahara muestra lo que de verdad es ser un 'millenial'. Recién entrados en la treintena, ambos personajes se encuentran en ese momento exacto de la vida en la que, de pronto, uno se da cuenta de que la juventud ha desaparecido pero aún así, tratan de aferrarse a ella como un clavo ardiendo porque no conocen otra cosa. Clarisa ve cómo poco a poco se va quedando sola en su ideal de vida de fiestas, bailes y borracheras continuas, que el cuerpo ya no le aguanta igual que a los veinte y que su única amiga se va convirtiendo en la adulta que ambas juraron que nunca serían. Recién salida de una relación, busca tapar rápidamente el vacío que su ex ha dejado en ella con sexo sin compromiso, hasta que por casualidad, Marco se cruza en su vida. Él también acaba de salir de una relación larga, aunque sigue hablando con su ex porque en el fondo, no sabe estar solo. A ambos les une el miedo al futuro disfrazado de despreocupación y el deseo de sentir que, por una vez, la vida es tal y como se supone que debería ser, o más bien, como les dijeron que sería.
Soy un experto en buscar problemas con tal de sentir algo, lo reconozco, pero Clarisa es la reina de hacerte sentir mal con un solo parpadeo. Y a veces, mientras, sentados en la mesa cada uno traga su bolo alimenticio sin mencionar siquiera si estaba falto de sal, yo pensaba en su enorme poder para joderme la vida si quería.
El libro está maravillosamente escrito, con frases directas y certeras y párrafos en los que el lector no puede sino sentirse identificado con lo que piensan los personajes. Aunque  la historia en sí no es nada que no pueda vivir cualquiera en algún momento de su vida, me parece importante el hecho de que esté contada desde los dos puntos de vista: el de él y el de ella. Así, no solamente podemos juzgar de una manera más 'objetiva' lo que les ocurre, sino que vemos cómo, al final, la vida cada ambos se convierte en una lucha por conseguir lo que quieren, sin pararse a pensar en los deseos del otro, porque eso es algo que nunca han tenido que hacer, ya que todo en la vida les ha caído rodado. Por eso, cuando ambos se encuentran en un momento en el que tienen que luchar, juntos, por salir adelante, ninguno sabe exactamente cómo hacerlo.
Me da igual que tenga razón. Me siento en el suelo protegida por mi montaña de ropa mientras oigo que sus pasos se aproximan. Se para detrás de mí. No pienso mirarlo. Espera un rato prudencial ahí y cuando ve que lo ignoro sale del dormitorio. Entonces me cabreo tanto que tiro la ropa contra el armario. 
Algo que me ha gustado especialmente es que el libro no pretende dar respuestas a los problemas de toda una generación. Tan solo pretende abrirnos los ojos para que nos demos cuenta de que muchas relaciones no funcionan sencillamente porque no somos capaces de ponerlos en la piel del otro, tan centrados como estamos en nosotros mismos, en nuestra propia egolatría, en nuestro miedo a arriesgar para buscar respuestas y, sobre todo, por culpa de nuestra vaguería. Trabajo, piso, pareja es un espejo en el que podemos ver tal y como es esa generación que tan solo busca vivir como le dijeron que se debía: con un trabajo estable, un amor duradero y un piso propio.

Os dejo aquí un vídeo muy guay en el que la propia autora lee uno de sus fragmentos favoritos del libro. ¡Disfrutadlo y... hasta la próxima aventura!




Compártelo:

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Qué gran innovación me ha parecido este libro. Realmente creo que la idea de los millenials es increíble, casi perfecta. Podría ser que este libro ayude a la interpretación, ya que a veces a muchos les cuesta admitir que lo son jajaja Me parece un libro con un punto de vista interesante, así que ya me lo apunto :D ¡Nos leemos!

    Jazmin - Navegando entre Letras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jazmín! ¡La verdad es que fue uno de los grandes descubrimientos del verano! Lo descubrí por casualidad y me lo ventilé en un día y medio jajaja. Se lee muy muy fácil, y hay puntos en los que no puedes sino sentirte identificada con Clarisa y Marco. ¡Espero que te guste! ¡Un besote! ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. Hola Alejandra!
    No sabía de este libro y mira que me encanta Zahara!! Me lo apunto, muchas gracias por el descubrimiento :)

    Un beso guapa
    Laura
    Paseando un libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te encanta Zahara... ¡Te invito completamente a que le eches un vistazo porque lo vas a amar! ¡Ya me contarás qué te ha parecido!
      ¡Un besote!

      Eliminar

¡Opina! ¡Es gratis! Pero por favor, evita hacer SPAM si no es en la página habilitada para ello, la de la iniciativa Seamos Seguidores. Veo todos y cada uno de los comentarios que ponéis y los devuelvo. Pero, cualquier tipo de SPAM que se haga fuera de la página de la iniciativa Seamos Seguidores será eliminado y no se le devolverá ni el follow ni el comentario.
Considero SPAM como cualquier comentario del estilo "ya te estoy siguiendo, te invito a pasarte por mi blog" o similares. Los links a vuestros blogs y firmar con los nombres de los mismos SÍ que está permitido, pero más allá de eso, todo acto de autopromoción lo consideraré SPAM.
Contribuyamos, entre todos, a hacer de éste un rincón maravilloso :)

¡Os quiero a tod@s!