6/2/18

¿Contra la literatura juvenil?


El otro día publiqué un tweet que venía a decir lo siguiente:

Esta reflexión me vino a raíz de darme cuenta de que la mayoría de libros juveniles (y en concreto los de una editorial específica que no voy a nombrar) tienen este esquema. Y a partir de ahí (como mi mente nunca para de darle vueltas a todo) pues empecé a pensar.
Siempre he ido bastante 'a mi bola' en temas de literatura. Como todo el mundo, ha habido épocas en las que me apetecía más leer una cosa que otra, leer un género u otro, a Murakami, a Woolf o a Austen. Incluso hubo una época (hace muchos años) que me dio por leer únicamente ensayos. En general, como veis, siempre he sido una lectora errante, y he probado casi todos los géneros. Algunos me gustan más y otros me llaman menos, e incluso hay épocas en las que las cosas que me gustan y las que no, se intercambian. En definitiva, soy de esa gente que lee de todo. Y, cómo no, durante mi adolescencia, leí cantidades ingentes de literatura juvenil, ya fuese juvenil-fantástica o 'vampiresca'.
Hay muchos libros que, ni siquiera puedo recordar haber leído, pero una cosa que sí que me doy cuenta es que había mucha más variedad en las historias. Había protagonistas fuertes y otras un poco más lelas. Había incluso protagonistas que no sabían qué querían de la vida (como el 99% de la gente menor de 25 años, que son quienes más consumen este tipo de literatura). Y eso me enamoraba.
A veces, l@s protagonistas corrían mayores o menores riesgos. En Ghostgirl (que eran unos libros que me encantaban), los peligros que corría la prota eran más bien escasos, y el salseo, abundante. En La leyenda del rey errante, sin embargo, el salseo era más bien escaso, y el trasfondo filosófico era enorme. Crepúsculo mezclaba amos, mientras que Alas de fuego era más bien todo de luchas. En definitiva, había de todo un poco.
Sin embargo, ahora veo cómo la mayoría (no todos, obviamente) de los libros de la literatura juvenil  y, sobre todo, juvenil-fantástica tienen el mismo esquema, y eso, no os voy a mentir, me apena un poco. Veo el mismo cuadro sin cesar una y otra y otra vez. Siempre lo mismo. Siempre una protagonista fuerte (que obviamente son más que necesarias en un género que siempre ha estado dominado por 'machos guerreros'), que ya desde la primera página nos está diciendo lo fuerte que es y lo poco que necesita a un hombre. Y, ¿sabéis qué? Tod@s aquí sabemos que a esta protagonista 'fuerte' le quedan aproximadamente unos tres o cuatro capítulos de soltería, porque inevitablemente se va a enamorar perdidamente del primer chico guapo al que ve (que por supuesto no sabrá que se ha enamorado porque obviamente como es una chica fuerte nunca ha sufrido eso) y, posteriormente, pasará a enchocharse de otro chico aún más guapo que el primero (más o menos hacia la mitad de la novela), que luego resultará que es malo, pero eso no se sabrá hasta más o menos los últimos cinco capítulos, donde la chica abrirá los ojos y se dará cuenta de algo que su primer amor sabía ya desde aproximadamente el siguiente capítulo en el que la prota y el otro se conocen y que, a pesar de que se lo había contado a nuestra protagonista ella, tozuda como buena chica fuerte, le había ignorado. Y, al final, traicionada (y malherida a veces), volverá a los brazos de su primer amor, que siempre la había estado esperando porque la ama y blablablablabla. Si mientras escribía el autor/a estaba especialmente inspirado, es muy posible que haya algún que otro personaje gay/lesbiana. Y ya. Al final todos sabemos que vivirán felices y comerán perdices (y la muchacha seguirá siendo una cabezona inaguantable porque todos sabemos que una protagonista no puede ser fuerte si no es una cabezona inaguantable).
Puede que sea porque veo muchos blogs/hablo con mucha gente bloggera o porque simplemente mis gustos son más eclécticos de lo que pensaba. Puede que simplemente sea una moda, pero me abruma la cantidad de libros de literatura juvenil-fantástica que siguen este patrón y que, en su amplia mayoría, no dicen absolutamente nada al lector. Una vez, tuve una magnífica profesora de literatura que decía:
"Si al terminar de leer un libro no puedes saber qué es lo que te ha intentado transmitir el autor con ese libro ni puedes averiguar qué has aprendido de este libro, leer no te ha aportado más que ver cualquier programa de telebasura. Sí, te ha entretenido, pero no te ha servido para nada más". 
Sé que muchos de los que estáis leyendo esto en este preciso instante me vais a odiar, pero creo que la literatura fantástico-juvenil actual va camino, peligrosamente, de convertirse en algo parecido a la telebasura. Muchos de los libros que veo que tantísimo triunfan (Cazadores de sombras, por ejemplo, que me lo empecé a leer y no pude pasar de la página 50 de lo malo que era) no son más que eso, libro para entretener. Libros simples y planos, que siguen un patrón preestablecido de situaciones y de sucesos y en los que solamente cambia un poco el 'decorado' que rodea al esqueleto de la historia. Hay libros en los que hay más magia, o en los que el misterio que los protagonistas han de resolver toma un rol más importante. Hay libros en los que la protagonista es un pelín menos estúpida de lo que cabría esperar. Pero todos coinciden en que el trasfondo, la profundidad y la capacidad de hacer pensar al lector es la misma que la de la pared que tengo enfrente mientras escribo. Y esto es algo que, si aderezamos con una campaña de promoción cuyo objetivo único (y último) es llamar la atención por las redes sociales (y asustando a algunos lectores por el camino en alguna ocasión), me hace repensar el papel de la literatura juvenil y, sobre todo, los valores que ésta transmite a día de hoy.
Mucha gente, ávidos lectores de este tipo de literatura, se quejan del papel que ésta tiene a día de hoy, y de la imagen social que da de cara a 'todo el mundo'. Bien, os diré que, de todas las reseñas que he leído sobre este tipo de literatura, no he encontrado ninguna en la que se me hablase (o se me insinuase siquiera) qué es lo que ese libro me puede llegar a afectar a mi como persona. Todas eran del estilo 'pues yo shippeo a Fulanita y menganita' o 'esta pareja es genial' o 'ay, me rompió el corazón que esta pareja acabase así'. Y cosas por el estilo. Leo muchas reseñas de muchos retelling y de muchos libros con 'chicas fuertes' que ya se desde un principio cómo van a acabar, y, teniendo en cuenta que es un retelling, podría incluso aventurarme a decir lo que va a ocurrir.
Puede ser que sea cosa mía, que yo sea una lectora demasiado exigente, o que le busque tres pies al gato. Pero creo, sencillamente, que la literatura fantástico-juvenil se está pasando al 'lado oscuro' en el que un libro deja de ser una poderosa herramienta del conocimiento y pasa a ser una poderosa máquina de generar billetes. No digo en absoluto que un libro popular no pueda ser necesariamente bueno, pero me gustaría llamar a todo el mundo la atención sobre la cantidad de libros horribles y que son populares que está habiendo hoy en día.
Creo que la literatura fantástico-juvenil es más que necesaria como transmisora de valores a la vez que como entretenimiento. No sé si lo sabéis, pero durante la adolescencia mucha gente deja de leer y luego recupera el hábito a edad más tardía (30 y pico). Este tipo de literatura juega un papel fundamental a la hora de impedir que muchos jóvenes dejen de lado este hábito, y es cosa de los escritores hacer que esto cambie. No se trata simplemente de hacer novelas que vendan, se trata de hacer novelas que vendan y que, además, contribuyan a miles de personas a conocerse un poco mejor a sí mismos. Porque, autores y autoras del mundo, los jóvenes también tenemos criterio. 

¿Y vosotr@s? ¿Qué opináis? ¿Pensáis lo mismo? ¡Se abre el debate!
Un besote enorme y...

¡Hasta la próxima aventura!
Compártelo:

12 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo en que ya todo es lo mismo, a mi me gusta mucho los libros juveniles pero no se puede negar que hay pocas cosas originales de una a otra.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me encanta ver este tipo de posts, creo que a veces son muy necesarios. Como la lectora exigente que soy, concuerdo con tu punto de vista: el juvenil corre peligro. Y si los lectores asiduos de ese género no se ponen a exigir más calidad y más originalidad (en lugar de andar pidiendo que X sea pareja de Z), está perdido. Me cuesta muchísimo encontrar una saga o un autoconclusivo juvenil que me guste. Besos.

    ResponderEliminar
  3. *Se pone de pie mientras aplaude* ¡No podrías haberlo dicho más claro!
    Comparto totalmente tu opinión. De hecho, hace unos años que las novedades juveniles me dan flojera porque sólo con leer la sinopsis puedes intuir su nudo y desenlace. Por esa razón he abandonado este tipo de libros casi por completo, y los que caen en mis manos de forma esporádica porque llaman mi atención al final me acaban decepcionando al descubrir que son más de lo mismo (con sus sus excepciones, claro)
    En su lugar me he refugiado en los clásicos, un género que he abordado recientemente y me está sorprendiendo para bien.
    Una entrada muy interesante!
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. Ay por Diosss, ya pensaba que era yo sola la que no le gustó cazadores de sombras…llegué un poquito mas que tu, pero si, tb lo abandoné.
    A ver, un buen debate, si tuviera emoticonos estaría uno aquí batiendo palmas…..ya soy muy exigente con los libros, será por todo lo que he leído, y por toda la “marabunta” que hay de novedades en el mercado, si cabe soy más exigente todavía…y no te hablo ya de los juveniles(me reí lo que quise con el twet) pero sí, contados con los dedos de las manos, hay muy pocos que salgan de ese cliché ya establecido(casualidad o no, mi entrada se basa en un libro juvenil), y si voy con pies de plomo por los que verdaderamente me gustan, no te cuento lo severa que puedo ser con respecto a este género, la sinopsis tiene que salirse de lo establecido, para que me llegue si acaso a tentar.
    Tal como dices, un libro te tiene que afectar de alguna forma, emocionarte, hacerte sentir …pero la calidad y originalidad hoy en día brilla por su ausencia en muchos, muchos,libros catalogados como juveniles

    Besitoss

    Otro Romance Más

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Ya lo siento pero yo abro el debate.
    Estoy de acuerdo en que hay muchos libros similares, con una estructura parecida que son los que finalmente terminan siendo best sellers y que precisamente es sobre los que más oímos.
    No obstante, hay muchísima novela juvenil que no entra en estos cánones. Precisamente acabo de subir una reseña de una.
    A mi me encanta la novela juvenil y encuentro verdaderos tesoros entre las nuevas publicaciones.
    ¿Hay muchos libros que siguen el mismo esquema? Si, claro, estamos hablando del mercado editorial, se trata de vender.
    ¿Hay muchos libros diferentes? Por supuesto que si, están ahí si queremos buscarlos
    Un saludo
    Yes, we can read together

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    Personalmente me gusta mucho la novela juvenil, aunque concuerdo contigo en que muchos caen en clichés y parece que es más de lo mismo. Me pasó lo mismo que a ti con Cazadores de Sombras, solo que yo si me obligué a terminarlo :(
    Aún así, lo bueno de la literatura es que hay géneros para todos los gustos y así cada quien puede leer lo que le haga feliz :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Creo que es muy buena idea esta clase de post, pero siendo sincera a mi los clichés me encantan!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Holaaa de nuevo!!
    Pues como ya te dije en el propio tuit, estoy bastante de acuerdo contigo. Por un lado entiendo la postura de l@s escritores, si hay un patrón que funciona y vende lo van a seguir siempre, porque al fin y al cabo viven de eso, de vender, y quizás parte de "la culpa" de esta hegemonía es nuestra, por comprar y comprar ese tipo de libros, que por supuesto son tan válidos como los demás, pero si es cierto que a veces nos acostumbramos a un estilo y con que nos cambien la historia y los personajes nos conformamos. Cada uno escoge el libro que quiere leer, tú quizás seas crítica y eso en parte es muy bueno, pero también hay gente que se conforma con un libro que le haga pasar un buen rato a pesar de que la estructura de la historia sea previsible.
    De todos modos, como proyecto de escritor te digo que a veces cuesta ser innovador y no irse a lo "previsible" porque llega un momento en que debes decidir si hacemos algo que pueda "vender" o algo realmente diferente.
    Un fuerte abrazo Alejandra :D

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Yo también he ido y voy un poco a mi bola xD. Tienes razón en lo que dices, la mayoría se rigen por el mismo patrón pero supongo que hay una minoría que no y en esos tenemos que poner nuestras esperanzas.
    (Tengo curiosidad en saber qué editorial es xD)
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, cielo!
    Ahora es cuando yo me alegro de haberme automarginado de la literatura fantástica-juvenil actual tipo lo que has nombrado, Cazadores de sombras, Los Juegos del Hambre, Cinder, etc., etc. Porque imagino que te referirás a ese tipo de sagas (casi nunca libros autoconclusivos, que si no, no sacan tanta pasta). Y es que es eso, hay una fórmula que vende y ahí estará hasta que deje de haber gente que la compre, que supongo que no pasará porque es lo que han dicho por ahí arriba, algunas personas solo buscan entretenerse leyendo. Nosotras buscamos mucho más, por eso somos más críticas y nos encontramos leyendo ahora libros que fueron escritos hace siglos en lugar de leer lo último del mercado. En fin, no haremos unboxings de moda, pero disfrutaremos de lecturas que de verdad nos llenen y nos aporten algo. Quédate con eso y los demás que lean lo que les dé la gana y que cada uno/a acarree con sus consecuencias.
    ¡Un abrazo enorme y muchas gracias por esta reflexión compartida! :3

    ResponderEliminar
  11. *aplaude* *aplaude más* *aplaude por diez minutos*
    Pfff, eso estuvo bueno.
    Tienes razón, la mayoría sigue el mismo patrón, últimamente eso es lo único que se ve. Y, en mi caso, no pude pasar ni la primera página de Cazadores de Sombras :/ Me parece curioso que los últimos libros de fantasía juvenil que he leído no me han gustado y lea esta entrada hoy. Porque, tengo que admitirlo, a mí me gusta la fantasía juvenil, pero de la BUENA. Muy difícil de encontrar. Y estoy hablando de aquellas que de verdad merecen 5/5 estrellas o incluso más, no las de 3/5 estrellas que fueron entretenidas. En fin, me encantó el post :)
    Un beso ❤

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Ale! :D
    Qué de tiempo llevo sin pasarme por aquí, no puede seer.
    Me quedo sin duda con lo último que has dicho: si lo que buscan las editoriales es vender, que vendan algo que nos ayude a crecer como personas y a ver el mundo de otra manera.
    El problema es que si X estructura vende, casi todos los libros que publiquen a partir de ese momento serán parecidos porque ya les ha funcionado una vez, y los lectores somos insaciables, nos quedamos con ganas de más, y al final vamos buscando libros que nos aporten más o menos lo mismo que ese otro que tanto nos ha gustado. Eso sí, creo que todo tiene un límite y obviamente llega un punto en que aburre, que queremos cosas distintas, variedad, giros inesperados, etc.
    Esto que dices sobre la literatura fantástica juvenil me pasa a mí con el romance histórico. Todas las novelas de ese género que he leído están cortadas por el mismo patrón. Yo lo sé, y las leo a sabiendas de lo que me puedo encontrar. Precisamente, sé lo que busco al leer esas novelas, que no es más que leer algo ligerito y entretenido y poco más. Porque sí, a veces a mi cerebro también le gusta desconectar de lecturas más profundas, jaja.
    Bueno, que me desvío del tema. Que sí, que hay que variar un poco, pero también es cierto que ya hay variedad y que los lectores al final se lanzan de cabeza a la misma piscina. Al final, los autores y las editoriales les ofrecen lo que piden. Así que es bueno que traigas este tipo de entradas, decir oye, que existen más tipos de libros, y que sean los jóvenes mismos quienes decidan buscar otro tipo de lecturas ^^

    A ver si me puedo poner al día con tu blog pronto, que últimamente no me da la vida xD

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¡Opina! ¡Es gratis! Pero por favor, evita hacer SPAM si no es en la página habilitada para ello, la de la iniciativa Seamos Seguidores. Veo todos y cada uno de los comentarios que ponéis y los devuelvo. Pero, cualquier tipo de SPAM que se haga fuera de la página de la iniciativa Seamos Seguidores será eliminado y no se le devolverá ni el follow ni el comentario.
Considero SPAM como cualquier comentario del estilo "ya te estoy siguiendo, te invito a pasarte por mi blog" o similares. Los links a vuestros blogs y firmar con los nombres de los mismos SÍ que está permitido, pero más allá de eso, todo acto de autopromoción lo consideraré SPAM.
Contribuyamos, entre todos, a hacer de éste un rincón maravilloso :)

¡Os quiero a tod@s!